Para visitar

En Madrid el visitante encontrará excelentes colecciones de arte, animadas zonas de compras, gastronomía nacional e internacional y una palpitante vida callejera. Un par de días no es tiempo suficiente para conocer la ciudad. Aquí van sólo algunas sugerencias para hacerse una idea general de la capital de España.

Del Paseo del Arte al Madrid de los Austrias

Madrid es un destino excepcional para los amantes del arte. En torno al Paseo del Prado se encuentran tres de las pinacotecas más prestigiosas del mundo. El Museo del Prado conserva una completa colección de pintura española desde la Edad Media hasta el siglo XIX, además de contar con una buena representación de las escuelas italiana y flamenca. Por muy rápida que sea la visita, hay que ver Las Meninas de Velázquez, Los fusilamientos del 3 de mayo de Goya, el Jardín de las Delicias del Bosco o la Bacanal de Tiziano. El Museo Thyssen-Bornemisza recorre la historia del arte occidental desde el siglo XIII hasta finales del XX. En sus fondos hay pinturas de Ghirlandaio, Caravaggio, Van Gogh o Rothko, entre otros. Y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía cuenta la historia del arte español y europeo desde las vanguardias históricas hasta la actualidad, tomando como eje una de las obras maestras de Picasso, el Guernica. Medio día o incluso un día entero son recomendables para conocer en profundidad uno de estos museos.

Muy próximos se encuentran el Jardín Botánico y el Parque de El Retiro, donde el viajero puede continuar la jornada con un agradable paseo. Para acercarse al viejo Madrid es muy aconsejable subir la calle de las Huertas, que atraviesa el barrio de Las Letras, repleto de tiendas de antigüedades, bares de tapas y cafeterías con encanto. Mas adelante, La Plaza Mayor es el epicentro del Madrid de los Austrias. Desde aquí podemos llegar en diez minutos a la Plaza de la Villa, donde se encuentra el antiguo Ayuntamiento, y a la Plaza de Oriente, con dos de los edificios más emblemáticos de la ciudad: el Palacio Real, cuyo interior merece una visita, y el Teatro Real, con una programación continuada de ópera y ballet.

MONUMENTOS
MUSEOS

Además de los principales sitios turísticos de la ciudad, Madrid ofrece una animada vida callejera, particular y única. Pocas ciudades en el mundo permanecen despiertas las 24 horas del día y pocas cambian tanto con tan sólo doblar una esquina. Hay barrios con una clara vocación joven y otros llenos de tradición e historia: trasgresores, castizos e incluso ambas cosas a la vez. No te quedes solo en el centro, muévete y conoce todos sus secretos barrio a barrio.